Cristina Vega, Farmaceútica

USO DE PROBIÓTICOS EN PIELES CON DERMATITIS ATÓPICA

El 27 de noviembre fue el Día Mundial de la Dermatitis Atópica, una patología inflamatoria de la piel, generalmente crónica, que cursa con brotes intermitentes y que en los últimos años ha experimentado un aumento de casos espectacular. Suele aparecer en los primeros años de vida, aunque también se puede manifestar en adultos. Lo normal es que un 50% mejore a los 3 años y hasta un 80% en la adolescencia.

Los síntomas más característicos son los eccemas, la rojez, la sequedad y sobre todo un picor intenso.

Las lesiones aparecen en distinto lugar según la edad:

  1. Bebés: en mejillas, cuello y cara externa de los brazos.
  2. Niños: cara anterior de los codos, zona posterior de las rodillas, dorso de manos y pies.
  3. Adolescentes y adultos: cara, cuello y párpados.

Además, la dermatitis atópica se asocia con un mayor riesgo de padecer alergia o asma.

Su causa es desconocida, pero aunque se sabe que existe una alteración de la función barrera de la piel, también influyen factores genéticos. El riesgo de desarrollar la enfermedad es del 50% si la tiene uno de los padres y aumenta hasta el 80% si la padecen los dos.

¿QUÉ CUIDADOS NECESITA  LA PIEL CON DERMATITIS ATÓPICA?

La piel está formada por distintas capas de células unidas unas a otras como si fueran una pared de ladrillos, actuando como una barrera que nos protege del exterior. En los pacientes con dermatitis atópica, las uniones entre células están alteradas, así como la consistencia de las propias células dando lugar a una pared con huecos que ya no es capaz de actuar como una barrera.  El agua del interior se escapa provocando sequedad y pueden entrar partículas del exterior generando inflamación.

Por estos motivos, se van a necesitar unos cuidados específicos que garanticen el buen funcionamiento de la piel:

Higiene: 

  1. Mejor baño que ducha: baños cortos de cinco a 10 minutos, con agua templada. El baño calma el picor y permite limpiar las exudaciones y las posibles costras, mejorando así la penetración de las cremas que pongamos posteriormente.
  2. Limpiadores sin jabón, sobregrasos, con un pH ácido.
  3. Secado sin frotar para evitar la irritación.

Hidratación:

  1. Cremas emolientes que restauren la unión entre las células y mejore la calidad de nuestra “pared”.
  2. Después del baño con la piel húmeda.
  3. Sin perfumes.

Ropa:

  1. Usar ropa de algodón o lino.
  2. Evitar la lana, tejidos sintéticos y etiquetas.

Hogar: 

  1. Temperatura y humedad constantes.
  2. Ventilar las habitaciones.
  3. Eliminar el polvo con paño húmedo o aspirador.

Actividades:

  1. Si hacen actividades al aire libre usar fotoprotección.
  2. Si nadan en piscinas usar cremas barreras que eviten la exposición al cloro.

En periodos de brote el médico puede recetar medicamentos para controlar los síntomas como pueden ser cortisona, inhibidores de la calcineurina, antihistamínicos e incluso antibióticos si hay sobreinfección.

En este caso hay que seguir las indicaciones del médico a rajatabla y no tener miedo al uso de los medicamentos, en especial a los que llevan cortisona.

La cortisona bajará la inflamación y si no la ponemos el tiempo que nos dice el médico esa inflamación puede permanecer sin resolverse provocando otro brote en un corto periodo de tiempo.

¿QUÉ EVIDENCIA EXISTE RESPECTO AL USO DE PROBIÓTICOS EN DERMATITIS ATÓPICA?

En los últimos años han comenzado a surgir numerosos estudios donde se valora el uso de probióticos en el manejo de la dermatitis atópica.

Estos estudios se basan en la importancia que tiene el intestino como pieza clave del sistema inmunitario de una persona y como comentábamos anteriormente las alteraciones de nuestro sistema de defensa pueden estar relacionadas con la aparición de la enfermedad.

En algunos de ellos se ha puesto de manifiesto la diferencia entre la flora intestinal de pacientes con dermatitis atópica y en pacientes que no la padecían. Parece ser que existe un desequilibrio de algunas cepas productores de sustancias que tienen un efecto antiinflamatorio sobre la mucosa intestinal y un efecto protector de la integridad de la barrera cutánea.  

En otros se ha visto que madres embarazadas suplementadas con probióticos y mantenidos estos durante la infancia del niño de forma que se establezca así una comunidad microbiana adecuada en su intestino, reducen el riesgo de atopía.

También hay estudios en los que se ha demostrado que el uso de probióticos en pacientes con dermatitis atópica moderada ha reducido la intensidad y duración de los brotes, así como la extensión e intensidad de los eccemas mejorando mucho su calidad de vida.

En ocasiones las lesiones provocadas por la dermatitis se sobreinfectan con S.Aureus y, en este sentido, se ha observado mejoría con el uso de probióticos.

No todos los probióticos valen, hay que elegir aquellos que contengan las cepas adecuadas:   cepas de Bifidobacterium lactis CECT8145, Bifidobacterium longum CECT7347 y Lactobacillus casei CECT9104.

También L. reuteri, L. rhamnossus , L. acidophilus o L. helveticus podrían mejorar la dermatitis atópica y el eccema.

Por tanto, una flora intestinal adecuada, puede ser clave a la hora de prevenir y reducir las manifestaciones de la dermatitis atópica.

TE RECOMENDAMOS...

Te recomendamos algunos de los imprescindibles que nunca duermen... 

.

APARTADOS DEL BLOG

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

    Copa menstrual: la alternativa ecológica de higiene íntima

    Copa menstrual: la alternativa ecológica de higiene íntima

    leer más
    Relación entre los dolores menstruales y los hábitos de vida saludables

    Relación entre los dolores menstruales y los hábitos de vida saludables

    leer más
    Cómo elegir el mejor producto de higiene íntima

    Cómo elegir el mejor producto de higiene íntima

    leer más

    Productos Relacionados

    Comparte este post

    Comentarios (0)

    No hay comentarios en este momento
    Producto añadido a favoritos

    Importante: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando más de 30 segundos, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies.