Inés Ibáñez, Farmaceútica

¿CÓMO SE PUEDE FRENAR LA OBESIDAD INFANTIL DESDE LAS ESCUELAS?

La obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. En España un 40% de los niños tienen obesidad, una cifra que solo supera Chipre.

Los niños obesos y con sobrepeso tienden a seguir siendo obesos en la edad adulta y tienen más probabilidades de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares

Los niños son los más vulnerables a recibir toda clase de estímulos por parte de la industria alimentaria, la gran mayoría de alimentos ultraprocesados y con altos contenidos en azúcar van dirigidos a los más pequeños sólo encender la televisión. Perritos, conejitos que hablan y que captan la atención de los niños para hacerlos consumidores de cereales de desayuno, galletas, zumos etc.

Sin embargo, lo peor es que recibimos muy poca información de lo perjudicial que es introducir estos alimentos diariamente. Estoy segura de que si recibiéramos la información nutricional de estos alimentos, la mayoría de los padres no se los darían a sus hijos. De hecho, es típico relacionar el consumo de cereales de desayuno con el deporte y con una vida activa y sana, pensemos por ejemplo en el niño de Cola Cao haciendo surf. Las galletas príncipe que dan energía, etc. Nada más lejos de la realidad.

La obesidad es un problema de salud pública en el que el Estado debe y tiene la responsabilidad de crear políticas de prevención. Es necesario cambiar el concepto de que una persona está obesa por su culpa porque es un glotón que no para de comer. Una persona está obesa porque ha recibido una información errónea o insuficiente de cómo debe alimentarse y de la actividad física que debe realizar diariamente. Recibimos mil estímulos diarios para que nos alimentemos mal. La obesidad es una enfermedad y  va mucho mas allá de un tema estético, por eso, es muy importante educar a nuestros hijos con esta idea para que no se burlen del "gordito" de clase. Dejemos de señalar al "gordito" con el dedo acusador porque la realidad es que es una consecuencia de las pocas intervenciones o ninguna que lleva a cabo el Estado para remediarlo. 

En países del norte como Finlandia, la obesidad infantil es de un 10% y ese porcentaje tan bajo es consecuencia de las políticas de prevención que aplica el Estado. Te las explico a continuación:

  1. Más horas de  actividad física en la escuela y patios con más espacio para correr y hacer deporte.
  2. Menús de comedor hechos por una dietista-nutricionista y menús alternativos para que los padres se lleven a casa con propuestas de cenas acorde a lo que han comido en el almuerzo.
  3. Clases de nutrición y de cocina. ¿Por qué es tan importante saber cocinar? Porque vas a abusar mucho menos de comida ya preparada o de fast food. Además,  aumentarás tu repertorio de platos y en la variedad está el gusto. Si sólo sabes cocinar pasta ya nos podemos imaginar que tu dieta no será del todo equilibrada.
  4. Colocar máquinas de venta con fruta o comida real, evitando refrescos y comida tipo donetes, galletas o patatas fritas
  5. Aumentar los impuestos sobre los productos ultraprocesados y bebidas azucaradas
  6. Limitar el azúcar en los alimentos para bebés
  7. Prohibir la publicidad engañosa y anuncios de alimentos poco sanos dirigidos a los niños

TE RECOMENDAMOS...

Te recomendamos algunos de los imprescindibles que nunca duermen... 

.

APARTADOS DEL BLOG

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

    Productos Relacionados

    Comparte este post

    Comentarios (0)

    No hay comentarios en este momento
    Producto añadido a favoritos

    Importante: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando más de 30 segundos, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies.