Cristina Vega, Farmacéutica con Máster en Dermocosmética

Cómo cuidar la piel con acné después de verano

Con la llegada del verano muchas personas que sufren acné ven como mejora muchísimo el estado de su piel: menos granitos, piel más lisa, más uniforme… 

Esto se debe a que pasamos más tiempo al aire libre, recibimos más radiación solar y esta radiación solar nos proporciona un efecto antiinflamatorio y bactericida importante.

Además, un ligero bronceado reduce la apariencia de las imperfecciones.

Pero, no hay que confiarse porque esta mejoría muchas veces es temporal y tras la vuelta a la rutina, es muy habitual que se produzca un empeoramiento de la patología.  

Para entender mejor porqué es una mejoría temporal vamos a ver qué factores influyen la aparición del acné:

  • Hiperseborrea: se produce un aumento de la secreción de grasa por parte de glándulas sebáceas. 
  • Obstrucción de los canales foliculares: aumenta el número células que se acumulan en superficie y que junto con el sebo provocan el taponamiento de la salida del folículo piloso.
  • Proliferación microbiana: el ambiente que se crea por el exceso de sebo y por la propia obstrucción de los canales favorece la proliferación de algunas bacterias propias de nuestra flora cutánea como C.acnes. responsable del acné.

La radiación solar, en un primer momento, seca la piel y disminuye la producción de sebo, pero a larga provoca más deshidratación haciendo que la piel produzca más sebo para compensar la sequedad.

Además, la exposición solar provoca un aumento del grosor de la capa superficial de la piel como mecanismo de defensa favoreciendo así la obstrucción del folículo. 

Si a esto le unimos que aumenta la producción de sudor se crea un ambiente ideal para que la bacteria C.acnes se multiplique libremente.

Por otro lado, no podemos olvidar que la radiación solar reduce la respuesta del sistema inmune (recordemos los temidos herpes en verano) haciendo que disminuya su respuesta inflamatoria frente a las bacterias.

En resumen, el sol mejora aparentemente el acné, pero solo es un espejismo ya el aumento del sebo, el engrosamiento de la piel y el aumento del sudor hace que las bacterias se encuentren muy cómodas y cuando disminuyan las radiaciones solares y nuestro sistema inmune se active de nuevo responderá aumentando la inflamación en la zona.

Pero no sólo es responsable la radiación solar también aportan su granito de arena el abandono de las rutinas habituales de cuidado de la piel durante el verano, la vuelta al colegio o al trabajo y por tanto al estrés diario y los cambios en nuestra alimentación durante las vacaciones.

¿QUÉ SABEMOS SOBRE EL ACNÉ?

El acné es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a la unidad pilosebácea. Aunque existen distintas variantes la más común es el acné vulgaris que afecta sobre todo a adolescentes.

Según el tipo y gravedad de las lesiones se puede clasificar en varios grados:

  • Acné comedoniano, leve o de grado I. Es un tipo de acné no inflamatorio que se caracteriza por la presencia de comedones abiertos y/o cerrados. 
  • Acné pápulo-pustuloso, moderado o de grado II. Acné inflamatorio en el que predominan pápulas y pústulas que afectan sobre todo a la cara.
  • Acné pustulo-nodular, grave o de grado III. Acné que presenta numerosas pápulas y pústulas que evolucionan a nódulos o quistes con inflamación y rojez que normalmente originan cicatrices. Afecta a la cara y se extiende al pecho y a la espalda.
  • Acné nódulo-quístico, muy grave o de grado IV. Es el acné que evoluciona a nódulos quísticos que siempre dejan cicatriz y afecta tanto a la cara como al tronco.

Es necesario que consultes con el médico:

  • Si eres menor de 12 años o mayor de 40 años.
  • Si padeces un acné tipo II, II, III o IV. 
  • Si estas embarazada o dando el pecho a tu bebé.
  • Si las lesiones afectan a una superficie muy extensa.
  • Si sospechamos que los provoca algún medicamento.
  • Si el acné te provoca problemas psicológicos o sociales.

¿CÓMO CUIDAR LA PIEL CON ACNÉ DESPUÉS DEL VERANO?

Tanto si estamos ante un acné leve o un acné que requiere tratamiento farmacológico prescrito por el médico, para conseguir el éxito es necesario tener en cuenta una serie de medidas generales que incluyen: 

1. Higiene

Es muy importante realizar una buena higiene mañana y noche. Se recomienda el uso de productos de limpieza específicos sin detergentes agresivos, bien tolerados y con acción seboreguladora. Los podemos encontrar en distintos formatos como gel, espuma o solución micelar.

Mis favoritos: 

Effaclar gel limpiador: contiene agentes limpiadores suaves que ayudan a eliminar el sebo y la suciedad, se completa la formula con zinc como seborregulador y agua termal con acción antiirritante.

Biretix Cleanser:  Limpiador de uso diario que regula el exceso de grasa y reduce la proliferación de microorganismos. Formulado con BIOPEP 15 y enriquecido con activos suavizantes y antioxidantes que eliminan las impurezas sin secar la piel.

2. Hidratación

Emulsiones o geles con acción seborreguladora, matificante y no comedogénicos. En función de las lesiones que presenten se eligen activos antiinflamatorios, queratolíticos y/o antibacterianos. 

Mis favoritos: 

Neostrata Salizinc: Su completa formulación elimina las imperfecciones y previene su aparición. Los ácidos glicólicos (alfa-hidroxiácido o AHA) y salicílico, activos altamente exfoliantes y renovadores, se suman a ingredientes específicos para el acné: el zinc y la niacinamida, que aportan sus capacidades astringentes, antiinflamatorias, antibacterianas y seborreguladoras.

Effaclar duo: Reduce los granitos y puntos negros y previene su reaparición. Limita las marcas de hiperpigmentación postinflamatoria (antimarcas rojas y marrones). Contiene Niacinamida que reduce el enrojecimiento, Procerad que previene las marcas postacné y Aqua Posae Filiformis y manosa que ayudan a restaurar el equilibrio de la piel y estimulan su regeneración.

3. Maquillaje o sticks correctores

Pueden ayudar a camuflar las lesiones. Es necesario elegir productos específicos para piel grasa y/o con tendencia a acné.

Mis favoritos: 

Couvrance Avene: tanto los sticks correctores como los maquillajes fluidos o compactos nos ayudan a disimular las imperfecciones e unificar el tono. 

4. Protección solar

Muchos de los tratamientos que se prescriben para el acné son fotosensibilizantes por lo que es necesario completar la rutina de cuidados con un protector solar adecuado para pieles grasas o con tendencia acneica. 

Mis favoritos: 

Heliocare 360 oil free: además de filtros solares de amplio espectro contiene antioxidantes, seborreguladores y matificantes dejando la piel suave y sin brillos tras su aplicación.

Está disponible también con color, resultando muy útil para unificar el tono de la piel cubriendo las imperfecciones generadas por el acné.

Cleanance Avene: contiene filtros eficaces frente a UVA y UVB junto con pretocoferil que es un potente antioxidante. Para obtener un efecto matificante y seboregulador cuenta con la monolaurina. Como todos los productos de avene contiene agua termal con propiedades calmantes y antiirritantes. También dispone de una versión con color para proteger a la vez que unifica y cubre las imperfecciones.

CONSEJOS PARA MEJORAR LA PIEL CON ACNÉ

Por último, te doy unos consejos generales para que mejores tu piel con acné: 

1. No manipules las lesiones: puedes diseminar la infección y provocar marcas en tu piel.

2. Mantén una dieta saludable rica en antioxidantes.

3. Realiza afeitado manual nunca eléctrico.

4. Evita que las manos y el cabello estén en contacto continuo con la piel.

5. Seca sin friccionar para evitar irritar la piel.

Necesitas una rutina para tu piel con acné adaptada 100% a tus necesidades?¡No dudes en consultarnos!

TE RECOMENDAMOS...

Te recomendamos algunos de los imprescindibles para el cuidado de la piel con acné... 

.

APARTADOS DEL BLOG

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

    Los mejores despigmentantes para tu rutina antimanchas

    Los mejores despigmentantes para tu rutina antimanchas

    leer más
    4 razones por las que incorporar un antioxidante oral a tu rutina antimanchas

    4 razones por las que incorporar un antioxidante oral a tu rutina antimanchas

    leer más
    Como cuidar la piel con acné después del verano

    Como cuidar la piel con acné después del verano

    leer más

    Productos Relacionados

    Comparte este post

    Comentarios (0)

    No hay comentarios en este momento

    New comment

    Producto añadido a favoritos