Sonia Fernández
#Traveller
¡Por fin llegan las vacaciones y todos tenemos ganas del veranito para desconectar, conocer nuevos lugares, viajar…! Sin embargo, desde el momento en el que tenemos a nuestros peques, la idea de viajar cambia de manera radical. Hay que tener en cuenta sus necesidades especiales, sus características, sus gustos y sus posibilidades. Otro punto a tener en cuenta es la preparación de su equipaje, ya que hay determinadas cosas a la que prestar especial atención a la hora de elaborarlo. 

Como las vacaciones son para relajarse y desconectar, ¡no queremos que te agobies con el tema! Queremos ayudarte con los imprescindibles que no pueden faltar en la maleta de tus chiquitines. 

PRODUCTOS ANTI MAREO INFANTILES

Los viajes en coche para los niños suelen ser una tortura. Si tienes la suerte de que tu niño no se maree en el coche, eres un gran afortunado, que lo sepas. Por lo general, desde los dos años hasta los doce (aproximadamente), las personas tendemos a marearnos fuertemente en los viajes en coche/barco, etc. Todo ello se debe a que percibimos diferentes sensaciones que participan en el sentido del equilibrio: vista, oído interno, sistema músculo-esquelético y sistema nervioso. Sentimos que todo se mueve a nuestro alrededor mientras nosotros estamos quietos. Todo ello hace que se sienta un enorme malestar general, irritación, dolor de estómago (y vómito en la mayoría de las ocasiones), sudoración, andar tambaleándose, etc. 

Si tú también lo pasas fatal cuando ves así a tus peques y quieres evitar tener que estar parando cada cinco minutos (y tener que llevar el coche a repasar la tapicería), te recomendamos que te hagas con uno de los siguientes productos: 

En función de la edad del niño puedes probar diferentes métodos como jarabes, monodosis o chicles para el mareo.

También existen pulseras anti mareo que ejercen presión sobre un punto de la muñeca, evitando así las náuseas y los vómitos siendo también un gran aliado para las embarazas que no pueden tomar medicación.

Además, como consejo extra, conviene evitar siempre comer en abundancia antes de iniciar el viaje. La ventilación del habitáculo es fundamental, evitando el calor asfixiante o el frío polar. ¡Ah, y no olvides tener a mano siempre una bolsa de plástico por si ocurre la catástrofe!

PROTECTOR SOLAR

Ya… Ya sabemos que estamos todo el día hablando de protectores solares. ¡Pero son TAN importantes que no merecen menor representación en nuestras publicaciones!

La piel de los niños tiene características diferentes a la piel de un adulto: es más fina, no fabrica la misma cantidad de melanina y su sistema inmunitario no está preparado para defenderse de la radiación solar como lo puede hacer durante un periodo limitado la piel de los adultos.

El uso regular de fotoprotector antes de los 18 años puede reducir la incidencia de cáncer de piel hasta en un 78%. Ya sabemos que en ocasiones poner crema a los niños es un engorro. Hay que llegar a todos los rincones, no se absorbe bien porque siempre están mojados… Por no hablar de que en la playa están siempre llenos de arena. Afortunadamente, hoy en día, nada de esto es ya una excusa. Contamos con una gran variedad de texturas y formatos en el mercado que pueden facilitar enormemente ese momento. 

Por otro lado, es importante que utilicemos con los niños un solar pediátrico y no uno de adulto por diferentes motivos. En primer lugar, son más resistentes al agua. Por otro lado, no contienen perfumes y en su composición utilizan ingredientes mejor tolerados por su delicada piel. Para los bebés mejor utilizar siempre filtros físicos que dan menos problemas de intolerancias y alergias. 

En cuanto a la exposición solar, conviene siempre recordar determinados aspectos como: 

1. No exponer a los niños más pequeños directamente al sol.

2. Aplicar en cantidad suficiente el protector solar

3. Renovar el protector solar, al menos, cada 2 horas.

4. Utilizar otras medidas de protección adicionales (NO SUSTITUTIVAS A LA CREMA DE SOL) como gorros, sombrillas y gafas de sol.

5. Evitar las hora de mayor radiación.

6. Después de la exposición solar aplicar como hidratante una loción aftersun para refrescar y reparar el daño producido por el sol.

REPELENTES DE MOSQUITOS

Con la llegada estival vienen también los odiados y molestos mosquitos que nos fastidian más de una noche idílica veraniega. Para proteger a los pequeños de la casa frente a sus picaduras existen en el mercado dos tipos de repelentes. 

NATURALES:

Los repelentes naturales están fabricados a raíz de aceites esenciales como la citronela, el cedro o el eucalipto. Para los más bebés (menores de un añito) tenemos también parches que se adhieren a la ropa o al cochecito. 

A partir de los tres años, también se recomienda el uso de las pulseras, que pueden ponerse en la muñeca o en el tobillo. 

Otros formatos serían la leche, el spray o la barra

La duración de estos repelentes oscila entre las cuatro y las seis horas

QUÍMICOS:

Por otro lado, existen también los repelentes de mosquitos con compuestos químicos. Estos contienen DEET (N,N dietil-3-metilbenzamida), considerado la mejor defensa contra los insectos.

Estos repelentes son aptos para niños a partir de los tres años y su duración aproximada oscila entre las seis y las ocho horas. 

Los repelentes en spray deben utilizarse al aire libre para evitar inhalaciones accidentales y deben ser aplicados siempre bajo la supervisión de un adulto.

PRODUCTOS POST PICADURA

Ya sabemos que es mejor prevenir que curar, pero hay veces que por mucha prevención no podemos evitar que a nuestro retoño le pique algún mosquito (u otro insecto) que otro, y entonces es cuando toca la parte de curar. 

Por eso, lo mejor es que no nos falte en la maleta algún producto post-picadura. A día de hoy, en el mercado contamos con productos disponibles en varios formatos como cremas, roll-on y parches. 

Estos productos cuentan con ingredientes calmantes, refrescantes y antiinflamatorios como aloe vera, boswellia, bisabolol, glicerina o mentol entre otros.

Sin embargo, si vemos que la picadura se inflama más de lo habitual, se pone caliente o supura, debemos acudir al pediatra.

Por último, para terminar de completar el equipaje deberíamos revisar que llevamos un botiquín adecuado para ellos en el que se incluyan antiinflamatorios y antipiréticos, además de todos sus productos de aseo. ¡Y no nos olvidemos de la barrita mágica de árnica para los golpes!

¡Buenas vacaciones, relax y a disfrutar! 

TE RECOMENDAMOS...

¡Te recomendamos algunos de los imprescindibles que siempre te acompañan!

.

APARTADOS DEL BLOG

    TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

    Mi hijo no puede dormir, ¿qué puedo hacer?

    Mi hijo no puede dormir, ¿qué puedo hacer?

    leer más
    ¿Qué ocurre en nuestra piel mientras dormimos?

    ¿Qué ocurre en nuestra piel mientras dormimos?

    leer más
    ¿Cómo combatir el insomnio en la menopausia?

    ¿Cómo combatir el insomnio en la menopausia?

    leer más

    Productos Relacionados

    Comparte este post

    Comentarios (0)

    No hay comentarios en este momento
    Producto añadido a favoritos

    Importante: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando más de 30 segundos, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies.